Gilipollas emocional

Gilipollas emocional

Familia, personales
Yo era gilipollas emocional. Solo así se entiende que ni el feminismos más efervescente me librase de perdonar una infidelidad embarazada de mi primer hijo. Seguramente tampoco he sido nunca especialmente dependiente. Eso que dicen de la dependencia emocional. Así que estaba en plena fase de gilipollas emocional. Estaba confusa casi todo el tiempo acerca de casi todo. No sabía si mi ex era un buenazo incomprendido, o es que era malvado que yo cuestionaba. La cuestión es que no tenía amigos, ni relación sana con casi nadie, al menos que yo conociera. Y la verdad es que tras diez años de relación se fue a refugiar en casa de una exnovia que yo no llegué a conocer en persona, pero con la que algún día quedó sin estar yo…
Leer más
Me da pena mi ropa por eso la tiro

Me da pena mi ropa por eso la tiro

Familia, personales
La verdad es que nos va muy bien. No paran de contratanos y de llegar clientes. Tanto clientes nuevos como clientes de hace diez años. Así que vamos a quitar el vestidor de casa y convertirlo en una oficina. Pero con los niños más mayores en casa y un bebé nos cuesta mucho avanzar. Y aunque nos pese tenemos que separarnos de ellos para avanzar. Necesito tirar ropa que significa cosas negativas y otra época de mi vida que no quiero recordar. Hasta ahora trabajábamos en el salón, pero ya no podemos, porque a veces uno de los dos necesita quitarse muchas horas de en medio y que nadie le interrumpa. Así que no queda otra que tener una oficina donde poder encerrarnos. Nos turnamos con el bebé, aunque soy…
Leer más
La pequeña historia de mi boda

La pequeña historia de mi boda

personales, textos
    Esta entrada en mi blog es para contar que me he casado y poner algunas fotos de lo que fue una boda pequeña en mi pueblo y en casa con algunas de las personas que en nuestra vida significan cosas importantes. La verdad, es que fueron solo unas pocas personas, casi como en una representación. Con siete meses de embarazo y en pleno agosto no iba a poder con muchos preparativos. Sin embargo nuestra boda se parece mucho a lo que siempre quisimos que fuera. Un acto íntimo y desprovisto de protocolos y compromisos más allá de los formales del enlace. Por casualidad el 4.8.16 era una de las fechas que podíamos escoger para el enlace. En esa fecha cada cual tenía a su hijo en casa. Además…
Leer más
La maternidad sin tabúes. Sanando heridas.

La maternidad sin tabúes. Sanando heridas.

embarazo, personales, textos
"El mayor enemigo de las madres no es la gripe, ni cualquier otro virus, ni nuestro propio grado de autoexigencia, a veces asfixiante. Ni es la culpa que nos acompaña a cada paso como nuestra sombra o nuestro propio prólogo. Ni siquiera son las otras madres que reflejan lo que no nos gusta o precisamente lo que nos gusta y no queremos reconocer. Nuestro mayor enemigo es la soledad." Quizás para poder sanar todo lo que supuso mi primera maternidad, tenga que recorrer con Nohemí Las Palmas de Gran Canaria en bicicleta. Ahora mismo mientras escribo se encuentra en Chile realizando cursos y presentando su libro. Antes de irse, cuando supe que sacaba libro, me puse en contacto con ella para felicitarla y quizás hacerle una entrevista. Lo que pasa…
Leer más
Admito que soy fuerte

Admito que soy fuerte

espiritual, Familia, personales, textos
Estoy segura que me hubiera ido mejor en la vida como una persona fuerte. En mi sitio siempre. Sin dejar que nadie me pisoteara. En lugar de callando por no liarla. Manteniendo la compostura. Recuerdo en el instituto, y más adelante en otros foros, cuando había que quedar mal con alguien (por ejemplo al crear grupos de trabajo) preferían quedar mal conmigo que hacerlo con otras personas. Normalmente era más sencillo incluir a aquellas personas que no mantenían la compostura e iban a protestar. Conmigo se ahorraban eso porque no discutía. La mayoría de veces que alguien trata de discutir conmigo no respondo. Me quedo quieta como latente. Y sé que en gran parte es fruto de la educación sobrepasada a voces que tuve de mi madre. Porque no había…
Leer más