eva gonzalez mariscal mama convergente

Deja que la vida te despeine

Deja que la vida te despeine, te alborote. Que cada rayo de sol te de más fuerza. Sevilla es maravillosa y nos da estos días de sol para agradecer a la vida lo bonito de vivir cada día. Cada mañana vivir es un regalo. Y cada uno elegimos cómo vivir nuestro día.

Yo elijo la familia, la felicidad, la suavidad, el brillo del sol, los abrazos de mi marido. Elijo vivir con alegría, desde la positividad. Desde la abundancia Infinita del universo.

Vivo cada día consciente de la necesidad de agradecer infinitamente por todo lo que me rodea. Y feliz de mis elecciones.

Vivo despeinada, y feliz.

Así cada día de los que pueda saber que yo y todos los que quiero, están. Viviendo en cada día. Habitando mi cuerpo. Irradiando felicidad. Resistencia. Fortaleza. Empoderamiento.

En el camino de mi vida. En la dirección que elijo en cada momento.

 

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
mamaemprendedora
negocios personales
Eva González Mariscal

Gana dinero haciendo ricos a los demás.

El otro día estaba en un curso de fotografía estupendo y nos preguntó el profesor ¿Cuanto cobrarías por un book si pudieras asegurar bajo contrato que la persona a la que le harás las fotos entrará en una agencia de modelo? Al cálculo el triple de lo que se cobra habitualmente.

familia-numerosa-diferentes-padres
familia reconstituida
Eva González Mariscal

Familia con hijos de diferentes padres ¿pueden ser familia numerosa?

La respuesta es sí. Actualmente se contempla como familia numerosa los núcleos con más de dos hijos, o de dos si uno de ellos tienen discapacidad, siempre que concurra alguna circunstancia como que en el núcleo familiar sean más de tres, convivan o no en custodia compartida. Y no, no

amor
pareja
Eva González Mariscal

¿Cómo hacer que tu matrimonio sea más fuerte?

Nunca jamás me pensé que acabaría por escribir un post tan potente y tan presuntuoso como este. Pero es la mejor de las fechas para hacerlo, en San Valentín, y con tanta publicidad del anti-amor como veo últimamente. No hay día que alguien me escriba por privado o públicamente que