La tetanalgesia funciona. Matildita y las vacunas.

Hoy hemos ido a poner las vacunas a Matildita. Tres pinchazos. Entre ellos la triple vírica. Por cierto, que desde el 1 de diciembre en Andalucía, la vacuna prevenar está en el calendario. Es decir, que ya no tenemos que pagar los más de trescientos euros que cuesta la Prevenar. Para mí es una vacuna importante porque previene la neumonía, meningitis y otitis. He podido comprobar que la tetanalgesia funciona. Hace unos meses  leí en Maternidad Continuum que si ponía al bebé a la teta mientras le ponía las vacunas, el dolor aliviaría. Cuando llegué a la sala de vacunación

El diez de enero de 2016

—¿Cuál es la fecha de tu última regla? Así han empezado muchas de mis conversaciones en 2016. En este año me he quedado embarazada, me he casado y he parido a Matilde. Mi última regla fue el diez de enero. Todo lo que merece la pena es difícil. Este año fue duro. Pasar un embarazo, un parto y estar en pleno puerperio para final de año es una experiencia maravillosa y profundamente transformadora. Tiene tanta luz como sombra. Y es de una energía tan fuerte que era capaz de sacudirme a mí y a todo mi entorno. Me he casado.

Cómo recupero mi suelo pélvico después del segundo parto

Es mi segundo puerperio y segunda recuperación posparto. Ahora sé más cosas que en el primero. Y si en el primero tuve una recuperación asombrosa a fuerza de bolas y kegel, en este puedo decir que he perfeccionado mi método. Os vale también si habéis parido por primera vez o si son más de dos. También os vale si estáis de posparto o habéis dejado pasar el tiempo. Soy de caracter obsesivo, y una de las cosas que más me preocupaban después del parto era la de recuperar mi suelo pélvico. Últimamente no voy sobrada de tiempo ni de dinero.

La pequeña historia de mi boda

    Esta entrada en mi blog es para contar que me he casado y poner algunas fotos de lo que fue una boda pequeña en mi pueblo y en casa con algunas de las personas que en nuestra vida significan cosas importantes. La verdad, es que fueron solo unas pocas personas, casi como en una representación. Con siete meses de embarazo y en pleno agosto no iba a poder con muchos preparativos. Sin embargo nuestra boda se parece mucho a lo que siempre quisimos que fuera. Un acto íntimo y desprovisto de protocolos y compromisos más allá de los

La maternidad sin tabúes. Sanando heridas.

“El mayor enemigo de las madres no es la gripe, ni cualquier otro virus, ni nuestro propio grado de autoexigencia, a veces asfixiante. Ni es la culpa que nos acompaña a cada paso como nuestra sombra o nuestro propio prólogo. Ni siquiera son las otras madres que reflejan lo que no nos gusta o precisamente lo que nos gusta y no queremos reconocer. Nuestro mayor enemigo es la soledad.” Quizás para poder sanar todo lo que supuso mi primera maternidad, tenga que recorrer con Nohemí Las Palmas de Gran Canaria en bicicleta. Ahora mismo mientras escribo se encuentra en Chile