clienta-del-infierno-decalogo

Decálogo de los clientes del infierno

Yo como diseñadora Web, cuando veo a un cliente problemático que pasa de uno a otro y siempre habla mal del anterior, me lo quito de encima. Al final te comprometen personalmente y te genera problemas. No aceptéis clientes así. Seas diseñadora, abogada o psicóloga. Eduquemos.

Os advierto que parecen encantadores siempre, de lejos.

Decálogo de clientes problemáticos narcisistas complicados, ya seas diseñador, abogado o psicólogo:

1. Son súper encantadores al principio.

2. Se encargan de acariciar tu ego. Siempre tienen un gran problema que sólo tú podrás resolverles.

3. Ese mismo problema lo han intentado solucionar antes otro diseñador, abogado o psicólogo, pero sin buenos resultados. Pero están convencidos que es porque eran peores profesionales que tú.

4. Y que además estos profesionales los han engañado, estafado, o sido mediocres.

5. Empiezan siendo muy aduladores, pero pronto empiezan a hacer exigencias sin sentido. Pero se disculpan, porque tienen malas experiencias con los anteriores.

6. Empiezan a tener mucha prisa, o a quejarse de que esperaban otros resultados.

7. Empiezas a ver que han ocultado información relevante, y empiezas a tirar del hilo.

8. Lo que era confianza extrema en dos días se convierte en suspicacia, empiezas a ver que tratan de controlar ellos la estrategia.

9. Te das cuenta que han mentido y que no se puede terminar el proyecto .

10. Te enteras que además hablan mal de ti.

Extra 11: no cobras.

Mantén buena relación con los profesionales de ru sector y hazles cordón sanitario a los clientes de la muerte.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Cinco pautas para ayudarte a salir del estancamiento

Me escribís muchos correos ultimamente, y (con permiso de la autora) he decidido publicar uno de ellos. «Hola Eva, te he estado leyendo, (…), y no se lo que pasa ultimamente que no consigo avanzar en nada. No avanzo en lo personal, ni en lo profesional, ni tengo fuerzas para

cinta caja supermercado
Familia
Eva González Mariscal

El exhibicionismo diario de la caja de los supermercados

Al lado de casa tengo varios supermercados. Un Día, un Lidl, un Carrefour y un Mercadona a menos de un kilómetro de casa. Mi mayor gesto ecológico de los últimos meses es ir a comprar a ellos en bicicleta. Casi todo lo demás me da igual. Hasta hace unos días