eva gonzalez mariscal blogger

La buena comunicadora

Me acuerdo del primer día que alguien me dijo que era una buena comunicadora. Trabajaba en el Centro Tecnológico de la madera y el Mueble de Andalucía en proyectos.

Entré en una reunión como autónoma y salí como trabajadora del centro. Allí los empresarios para los que presentaba la oferta, me dijeron que no sólo les interesaba mis conocimientos, sino la actitud positiva y la sensación esa de quien te va a ayudar a salir de marrones.

Me gusta transmitir sobre todo felicidad. Irradiar luz por los cuatro costados. Y confiar en la gente que merece la pena.

Me gusta confiar en que todos pueden también. Y que todo se puede. Y me encanta ser positiva. Sonreír. Reírme con la gente que lo merece.

La gente se merece que confíen en ella.

Mucha gente me dice «es que mis padres no creían en mí», «mis profesores me decían que no iba a llegar a nada». A mí me gusta confiar en la gente, transmitirles que pueden hacer cosas que no se imaginan. Y que brillen.

Y que cuando lleguen a alcanzar sus sueños, miren con el mismo cariño y les den el mismo ánimo a los demás que les dieron a ellos.

Eso es comunicar. Supongo que soy buena comunicadora porque quiero hacer felices a los demás.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
familia reconstituida
Eva González Mariscal

De hermanos y hermanastros, primos y primastros, abuelos y abuelastros.

La vida de una familia ensamblada es complicada. Y no es lo mismo un cerebro infantil que uno adultos. Y cada familia es un mundo. Recuerdo que mi tía se casó en segundas nupcias y ese fue mi primer contacto con una familia reconstituida, con nuevas primas(tras) y nuevo tío.

negocios personales
Eva González Mariscal

El secreto que nadie te cuenta para que las cosas funcionen

El otro día me contaban la historia de una chica cuyas relaciones se frustraban una y otra vez. La historia nos suena a todos. Chica que conoce a chico. Ella se emociona, pero rápidamente quiere que todo evolucione. Pero no evoluciona. Y menos en el tiempo que ella quiere. Ella

Familia
Eva González Mariscal

Si yo con tres puedo hacer tantas cosas…

Mi vida es complicada para la mayoría de mortales. Tres niños, con sendas custodias compartidas para el padre y para mí, un bebé en común de menos de tres años, tres centros escolares, uno de ellos a 25 kilómetros del domicilio familiar, y algún problema derivado de la situación de