eva gonzalez mariscal blogger

La buena comunicadora

Me acuerdo del primer día que alguien me dijo que era una buena comunicadora. Trabajaba en el Centro Tecnológico de la madera y el Mueble de Andalucía en proyectos.

Entré en una reunión como autónoma y salí como trabajadora del centro. Allí los empresarios para los que presentaba la oferta, me dijeron que no sólo les interesaba mis conocimientos, sino la actitud positiva y la sensación esa de quien te va a ayudar a salir de marrones.

Me gusta transmitir sobre todo felicidad. Irradiar luz por los cuatro costados. Y confiar en la gente que merece la pena.

Me gusta confiar en que todos pueden también. Y que todo se puede. Y me encanta ser positiva. Sonreír. Reírme con la gente que lo merece.

La gente se merece que confíen en ella.

Mucha gente me dice «es que mis padres no creían en mí», «mis profesores me decían que no iba a llegar a nada». A mí me gusta confiar en la gente, transmitirles que pueden hacer cosas que no se imaginan. Y que brillen.

Y que cuando lleguen a alcanzar sus sueños, miren con el mismo cariño y les den el mismo ánimo a los demás que les dieron a ellos.

Eso es comunicar. Supongo que soy buena comunicadora porque quiero hacer felices a los demás.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Foto
Eva González Mariscal

La crisis de los dos años y dormir con plastilina

¡Ayuda! Cómo sabréis a pesar de mi positividad y optimismo general, estoy pasando por esa parte de la maternidad estresante y agobiante que llamáis «crisis de los dos años». Yo os voy a exponer otro problema que tengo y necesito que me ayudéis. Esta vez os voy a hablar de

personales
Alfonso Sánchez

La pequeña historia de mi boda

  Esta entrada en mi blog es para contar que me he casado y poner algunas fotos de lo que fue una boda pequeña en mi pueblo y en casa con algunas de las personas que en nuestra vida significan cosas importantes. La verdad, es que fueron solo unas pocas

Cinco pautas para ayudarte a salir del estancamiento

Me escribís muchos correos ultimamente, y (con permiso de la autora) he decidido publicar uno de ellos. «Hola Eva, te he estado leyendo, (…), y no se lo que pasa ultimamente que no consigo avanzar en nada. No avanzo en lo personal, ni en lo profesional, ni tengo fuerzas para