eva gonzalez mariscal blogger

La buena comunicadora

Me acuerdo del primer día que alguien me dijo que era una buena comunicadora. Trabajaba en el Centro Tecnológico de la madera y el Mueble de Andalucía en proyectos.

Entré en una reunión como autónoma y salí como trabajadora del centro. Allí los empresarios para los que presentaba la oferta, me dijeron que no sólo les interesaba mis conocimientos, sino la actitud positiva y la sensación esa de quien te va a ayudar a salir de marrones.

Me gusta transmitir sobre todo felicidad. Irradiar luz por los cuatro costados. Y confiar en la gente que merece la pena.

Me gusta confiar en que todos pueden también. Y que todo se puede. Y me encanta ser positiva. Sonreír. Reírme con la gente que lo merece.

La gente se merece que confíen en ella.

Mucha gente me dice «es que mis padres no creían en mí», «mis profesores me decían que no iba a llegar a nada». A mí me gusta confiar en la gente, transmitirles que pueden hacer cosas que no se imaginan. Y que brillen.

Y que cuando lleguen a alcanzar sus sueños, miren con el mismo cariño y les den el mismo ánimo a los demás que les dieron a ellos.

Eso es comunicar. Supongo que soy buena comunicadora porque quiero hacer felices a los demás.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
eva gonzalez mariscal
espiritual
Eva González Mariscal

Permite que transforme tu cuerpo. El poder de tu cuerpo.

Este es uno de los mejores artículos que he escrito. Si vas a leerlo, asegúrate de que tienes tiempo de leerlo bien. Es un artículo largo, pero lo he escrito de manera que puedas entenderlo. Además lo he estructurado por capítulos por si no puedes leerlo del tirón y quieres

acoso en redes
Foto
Eva González Mariscal

El acoso nunca es culpa de la víctima

Dejad de decir a las adolescentes que tienen la culpa de lo que les pase si comparten su foto. Hace unos años, una pareja mía me contaba que cuando quedaba con sus colegas de universidad a hacer trabajos, se dedicaban a hacer composiciones de chicas de su clase y mujeres

La vida en rosa

Ayer hablaba con una persona que quería saber a que me dedicaba. No era por Internet, es de las raras veces que hablo con personas fuera de Internet de mi trabajo. Me contaba que no le iba muy bien ultimamente, que no tenía mucho trabajo y que había tenido que