C360_2015-05-06-12-27-18-497

¿Cómo consigo tener más suerte?

La verdad es que cada vez estoy más convencida que hay que aprender a emprender por oportunidad. Richard Wiseman, psicólogo e investigador, creo una «escuela de buena suerte» seguro de que tener buena suerte se puede enseñar. Según este psicólogo que pasó años investigando el tema, las personas con suerte están programadas para detectar y aprovechar las oportunidades.

No puedo negar que la mayoría del tiempo no puedes controlar lo que pasa. La vida es como tener múltiples tableros de ajedrez y jugadores y además no están claras las reglas del juego. Por tanto en la realidad es muy difícil poder controlar todo lo que pasa, por lo que no merece la pena.

En todo caso, tener suerte también tendrá que ver con crear las circunstancias propicias para que eso se de.

MOVIMIENTO

Creo que en uno de cada dos post que escribo te digo que te muevas. Cada vez me gusta menos el término motivación. Creo que en eso tiene que ver mi padre que me dijo que motivación es lo que siente una rata cuando le haces perder el treinta por ciento de la masa corporal.

Yo creo en el movimiento aleatorio. Mi consejo es siempre que te muevas. Que entres en dinámica de movimiento. Que hagas cosas diferentes. Me da igual que eso diferente sea irte a una ciudad que no conoces o apuntarte a clase de arte en cemento. Pero que te muevas.

USAR TUS PODERES

Poder —> puedo

Así de simple. Dejar de decir «no puedo» y empezar a poder. Usar tu poder. Modificar lo que piensas hará que actúes diferente. Porque si hacemos las cosas pensando que no podremos conseguirlo partimos ya con desventaja.

Tu coco es tu enemigo. Tienes que domesticar tu mente antes de que ella te controle a ti. Así que no des tanto valor a lo que piensas, porque no… No eres lo que piensas. Pensamos de manera que lanzamos cientos de pensamientos aleatorios. Unos los dejamos pasar y otros los enganchamos. Así que céntrate. No dejes que te arrastre una horda de pensamientos negativos.

ABRE LAS PUERTAS

Aumenta las probabilidades de que pasen cosas interesante ampliando tu círculo de amigos. Hace años un empresario me dijo que para tener un negocio lo más importante era tener una buena agenda.

¿Quieres que cambien las cosas? Aprende a comunicarte con los demás. A hacer amigos y a mantenerlos. Tener amigos es un arte a cultivar. Así que tienes la tarea de desarrrollar y perfeccionar este arte.

VISUALIZA

Si no te visualizas con éxito y te ves constantemente como alguien infeliz es muy probable que seas infeliz. Si te ves sin conseguir las cosas, probablemente no las consigas porque irás por la vida de puntillas.

Tienes que intentar tener la disciplina mental necesaria para mantener tu mente visualizando la meta. Si pierdes esa visión es probable que te estrelles, como intentar aterrizar un avión con los ojos cerrados.

Yo te recomendaría la meditación para conseguir doblegar la mente a lo qeu necesitas y no al revés.

EXPERIMENTA

No vas a encontrar la fórmula mágica a la primera así que tendrás que plantear experimentos pequeños. Puedes pensar que la suerte viene predeterminada. Y claro que muchas cosas es cuestión de suerte aleatoria e incontrolable. Pero hay muchas ocasiones que no vemos las oportunidades y no las generamos. Hay que entrar el movimiento si quieres que cambien las cosas, no queda otra.

 

Por cierto, he decidido que voy a mimarte enviándote un email personalizado y a mano para que no te pierdas lo que publico y otras cosas interesantes que encuentro en internet. Puedes suscribirte aquí.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Familia
Eva González Mariscal

El exhibicionismo diario de la caja de los supermercados

Al lado de casa tengo varios supermercados. Un Día, un Lidl, un Carrefour y un Mercadona a menos de un kilómetro de casa. Mi mayor gesto ecológico de los últimos meses es ir a comprar a ellos en bicicleta. Casi todo lo demás me da igual. Hasta hace unos días

#10 Evita a los envidiosos

La envidia es una enfermedad. Todos en algún momento hemos sentido envidia. Entendamos la envidia como la emoción negativa que nos produce que a otra persona le vaya bien y tenga éxito. Y sí, lo hemos sentido todos. En mi caso lo he sentido con respecto a personas que no