Yo no tenía insomnio, tenía la fase de sueño retrasada

reloj

 

Pues sería desde los 20 años, cuando en la Universidad pasé a un turno de tarde que no dormía a mi hora. Recuerdo en casa broncas y broncas porque me dormía a las cuatro de la mañana y no me despertaba hasta las doce o la una. Era despertarme, comer e ir a la Universidad.

Más adelante tuve trabajos normales, de esos que se entra a las nueve de la mañana y se sale a las siente. Incluso tuve uno que entraba a trabajar a las siete. Nunca he sido excesivamente puntual, pero no era un problema llegar a esa hora. Sin embargo, no era capaz de dormir antes de las dos de la mañana. Por lo tanto dormía tres o cuatro horas y punto.

Eso sí, llegaba el fin de semana y podía dormir hasta las cinco de la tarde. Una vez llegué a dormir más de veinte horas seguidas.

Llegó el niño, y claro, los despertares nocturnos no eran problema. Total, no dormía de noche. En el momento que empecé a trabajar desde casa podía estar despierta toda la noche y dormir por las mañanas. Incluso molaba eso de trabajar de noche en silencio.

Sin embargo me di cuenta que mi ritmo de vida colisionaba (sí, colisionaba) de lleno con la vida de las personas que tenía alrededor. No solo de la pareja, sino de amigos o incluso algo tan simple como ir a la gestoría o tener una reunión de mañana era un suplicio.

Intenté despertar temprano, y podía hacerlo, pero estaba como «atontada» hasta las doce o la una. Y seguía sin poder dormir de noche. Me despertaba con sed a mitad de la noche o para ir al servicio cada hora. Además tenía pesadillas.

Tomé por libre alguna medicación, y me hacía estar más cansada, pero no dormir.

Un día mi hermana me mandó un email «Esto es lo que te pasa, tienes la fase de sueño retrasada«. Diez años después parecía tener sentido. Incluso la sed por la noche, parece que encaja con eso de que las hormonas no estén a lo que tienen que estar.

Soy muy sensible a los medicamentos. Soy alérgica a muchos de ellos, así que tomar de buenas a primeras algo como la «melatonina» no era algo que me llamara mucho. La melatonina además estuvo prohibida en España su comercialización mucho tiempo. Recuerdo que mi cuñado la compraba a Andorra, pero no acababa de fiarme de ello.

Ahora sí se permite su venta, la puedes conseguir en cualquier farmacia.

Mirando en Internet me enteré que la melatonina es una molécula que no es patentable. Si no se puede patentar un laboratorio farmacéutico no la puede tener en exclusiva.

En España se prohibió en el 96, porque pasó a ser un fármaco y ningún laboratorio iba a ponerse a pasar los trámites que tienen los fármacos cuando es una cosa que no pueden patentar, por lo tanto no les interesaba.

Pero con la libre circulación en la UE se podía comprar en otros países, eso sí, como complemento alimenticio, y menos de 2 mg.

La cuestión es que al final, como complemento alimenticio se puede comprar ahora en cualquier farmacia, menos de 2mg. Se supone que la dosis que hace efecto son 3mg, pero bueno, es fácil tomar esos tres miligramos, aunque vengan en dosificaciones menores.

Pues bien, algo tan simple como eso, tomar melatonina, es lo que ha cambiado mi vida. He pasado de ser nocturna a diurna en un par de días, y sin ningún problema. Lo único que he hecho es tomar melatonina, en mi caso 3mg, cada noche, sobre las once. Y al despertar salir a la calle para que la claridad me haga recuperar el ciclo.

Es muy simple, sencillo, y eficaz.

Desde que lo puse en Facebook mucha gente me preguntaba, por eso quería escribirlo aquí. Estoy segura que mucha gente puede necesitarlo, y lo sé porque durante un año os he escrito y me habéis contestado por las noches.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
espiritual
Eva González Mariscal

¿Sabes que nuestra intuición es más poderosa que la razón?

  Estamos programados para tomar decisiones rápidas. Analizar en segundos. La parte del cerebro que actúa así es la más desarrollada porque de ello dependía nuestra supervivencia. La parte que razona y da mil vueltas a las cosas surgió después y está mucho menos desarrollada. Por eso pensamos peor que

espiritual
Eva González Mariscal

Estoy cansada de que me rechacen en las ofertas de empleo

La mayoría de las que leéis este blog tenéis un perfil muy parecido al mío. Tenemos una formación superior y hemos trabajado en puestos de trabajo que requerían de cualificación. Muchas de nosotras hemos ido subiendo en los puestos o encontramos el trabajo para el que nos habíamos preparado. Y

negocios personales
Eva González Mariscal

¿Y si nada me apasiona?

He querido escribir este artículo porque puede que no encuentres lo que te apasione y estás harto de leer en blog que te dediques a lo que te apasione. Y resulta que incluso Steve Jobs, que dijo que trabajaras en aquello que te apasione, no es que fuera ningún apasionado