#3 No sé cual es el primer paso para empezar

poco

Nos informamos demasiado, pensamos demasiado y actuamos poco. Nada es peor enemigo del cambio que seguir ahí sentada pensando. Si quieres que te pasen cosas haz cosas. ¿Sabes porqué yo no hacía cosas? ¿Porqué siempre que hacía algo era detrás de alguna empresa o de otra persona? Porque tenía miedo. Sí, yo tenía miedo. Tenía un montón de miedo a defraudar, a no llegar a ser nadie en la vida, a no hacer algo importante. Y como no sabía que hacer no hacía nada importante.

Es difícil hacer algo importante si tienes miedo. Y eso te paraliza, lo sé porque a mi me pasaba. Si te quedas en casa, en el trabajo, en sitios que sean seguros, no te pasa nada. Ni malo, ni bueno. Simplemente pasan cosas intrascendentes. Eso es lo que llaman en desarrollo temporal la zona de confort. Ese sitio donde te siente a gusto y tranquilo, pero que te aburre y te pone un poco triste. Y te causa desánimo porque sabes que ahí fuera, en ese sitio que no conoces hay algo. Te da miedo por si es malo. O por si pierdes lo que tienes por ir a buscarlo.

Pero ¿y a donde voy? Eso es lo de menos, da igual lo que hagas. Daba igual lo que yo hiciera. No sabía porqué abrí realmente este blog. Y recibí con él muchas críticas, y viví algunos momentos desagradables por exponer mi opinión. Lo hice aunque fuera doloroso, porque eso era yo. Y ese era el lugar que quería explorar. Y después vinieron un montón de cosas muy buenas, las oportunidades profesionales, los amigos, los intercambios. Pero antes fue difícil. Exploré un lugar que no conocía y me daba miedo.

Pero pasaron cosas porque entré en la «zona peligrosa». Si no hubiera hecho nada no hubiera pasado nada. Cuando lo hice no sabía todo lo que vendría con ese cambio. 

Cambio, movimiento, generosidad, todo eso hace que las cosas cambien, que todo empiece a funcionar mejor.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Cuando empezar a cocinar con los niños

Hay niños más ágiles y menos ágiles. Con más y con menos interés en la cocina. Y en muchos casos el interés fluctúa mucho dependiendo de la edad del niño. Porque cada niño tiene su ritmo como todas ya sabemos, su personalidad y sus gustos. Para mí no hay una

Frustrated stressed wife talks to psychologist about bad relationships sitting on couch with husband, unhappy woman sharing problems with counselor, couple counseling, family marriage therapy session
madres separadas
Eva González Mariscal

Lidiar con personas con personalidad de alto conflicto

Me gustaría recomendarte unos cuantos de libros que he leído en los últimos años que pueden ayudarte a lidiar con personas altamente conflictivas, o como las definió Bill Eddy «High conflict people». Porque si algo he aprendido es que no sólo hay situaciones conflictivas, sino que hay personas que son

dcc2ccd9
espiritual
Eva González Mariscal

Liberando a las mujeres que hay en mí

Este es quizás uno de los post más difíciles a los que me he enfrentado en los últimos años. Un escrito que debo a mis mujeres, las que estoy liberando en mí. No es fácil para mí sentarme delante del ordenador y desnudar mi alma, dejando al descubierto heridas donde