#2 Porqué me pasa esto a mí

poco

En este post quiero darte un único e importante concepto: La vida transcurre de una forma natural, y lo natural no tiene absolutamente nada que ver con el concepto de justicia. La justicia es un algo que inventamos los humanos, y aspiramos a ello, pero no existe en la naturaleza.

Yo también he tenido pérdidas muy importantes en mi vida, y sé que aún quedan muchas que llegarme. Las pérdidas de personas que quieres, la de amigos que se van, personas que te abandonan o dejan de quererte. También mi propia pérdida de identidad. En la vida a veces nos perdemos incluso a nosotros mismos. Y a veces no tiene que ver con un proceso lógico, en la naturaleza están también los accidentes y las casualidades. No es justo, pero es natural.

Todos pasamos procesos dolorosos que perdemos cosas importantes y con ellas sentimos que se va una parte importante de nosotros mismos. No es justo. Pero entra en el ámbito de lo natural. Un pequeño cambio de mentalidad marca la diferencia entre la víctima y el superviviente. Podemos entender que nuestra vida la marca el papel que elegimos vivir. Yo soy de las supervivientes. Y aunque las cosas siguen doliendo, porque es inevitable, es natural que duela, se soportan mucho mejor si las entendemos como procesos naturales. Y con ello seguimos adelantes.

Al final nos preguntamos ¿somos felices? ¿Qué sentido tiene todo lo que hacemos si no es ser felices y compartir la felicidad con las personas que están cerca de nosotros?

Yo me lo pregunto mucho, me frustro cuando estoy triste porque sé que no doy lo mejor de mi. Y lucho siempre por recomponer las piezas que se han roto y volver renovada y con fuerza. Cada vez se hace más fácil según practicas, los momentos tristes duran menos, y se afrontan de manera diferente. Como un proceso, sin oponer resistencia a lo inevitable.

¿Te ha pasado también a ti?

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
piramidescactus
espiritual
Eva González Mariscal

Permite que haga alquimia en tu alma, aquí y ahora.

  Imagínate que hace un año hubieras empezado eso que querías hacer. Por ejemplo, salir a correr cinco días a la semana. Imagina qué cambio tendrías hoy en tu cuerpo. Tendrías unas piernas más fuertes y torneadas. Una mejor postura. Unos kilos de menos. Una figura diferente. Imagina que hace

espejito-espejito-rutina-coreana
mamá emprendedora
Eva González Mariscal

Rutina nocturna para las mamás emprendedoras

Las madres que emprendemos tenemos un estilo de vida en muchas ocasiones, que se podría denominar caótico. Mientras que no dejo de ver la cantidad de padres emprendedores que dan consejos como un reloj, acerca de la productividad personal, lo cierto es que nosotras nos perdemos por un mar caótico

beso manos libres
Familia
Eva González Mariscal

Ponte en manos libres

Adoro a mi esposo. Y ser madrastra, por feo que suene el nombre, es una de las experiencias más enriquecedoras que he vivido en mi vida. Porque la de madre se nos presupone. Nos sobreviene y nos cambia el mundo. Pero para asumir el papel de «madroide temporal», en mi caso