eva_gonzalez

Libérate de la culpa y te liberarás de todos los males

Una de las mochilas más difíciles de cargar en la vida es la culpa. Cómo todas nuestras emociones debería estar ahí para protegernos de manera individual y para ayudar a nuestra condición social. Para evitar que nos hagamos daño y evitar hacer daño a los demás. El problema es que las emociones de los humanos es un recurso educable, cultural y social.

Perdonar, perdonarnos. Entender que la culpa no asfixia. Que es improductiva. Que no nos está sirviendo para crecer ni para mejorar.

Una madre que trabaja en casa en su empresa tiene que soportar la proyección de culpas por la sociedad. La culpa de la madre que trabaja. La culpa de la mujer independiente en máxima expresión. La culpa de una gestión más compleja de la economía que entremezcla el hogar y la empresa. Es tarea complicada.

Si quieres avanzar más líbrate de la mochila, camina más ligera de equipaje. Te doy algunas herramientas para eliminar las culpas:

  • Herencia emocional. Hazte conciente que la culpa te viene de herencia. Que es lo mismo que lo de muchas mujeres. Hay algo que está volcado en ti pero no es propiamente tuyo.
  • Confía en ti. No dejes la responsabilidad en los demás. Hazte cargo de ti misma y de tus emociones. La fuerza reside dentro de ti. Tu verdadero valor.
  • Medita. Ya lo he dicho en artículos anteriores, pero es que la meditación nos ayuda a tomar consciencia de realidades que te son vetadas sin ella. Aprende de ti. Gestiona tus emociones desde la mente y desde el espíritu.
  • Toma consciencia de la inutilidad del sentimiento de culpa. Descártalo. No te quedes agarrada a él cuando pase por tu mente. No te merece la pena. No te solucionas nada con la culpabilidad.
  • Haz de madre de tu niña interior. Hazte la madre de esa niña que hay en tu interior. Mima a esa niña y enséñale desde una perspectiva sana y adulta que no debe sentirse mal por hacer lo que quiere y lo que necesita. Si no tienes una herencia emocional sana (y casi nadie la tiene) podemos crear una para llenar ese vacío.

Tenemos que hacernos un poquito más duros. Empezar a tomar decisiones desde nuestro Yo adulto. Dejando la culpa. Aprendiendo a seguir nuestras intuiciones.

Recuerda que puedes compartir este artículo en redes sociales con los botones que tienes ahí debajo.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Ganar mucho con muy poco
Eva González Mariscal

#1 Cuando abandonar no es una buena idea

Sé lo que es abandonar los proyectos. Lo he hecho muchas veces. Por eso puedo decirte que abandonar no es siempre el camino más acertado para solucionar tus problemas. Abandonar es sencillo cuando estás muy saturado. Cuando ves que los problemas se amontonan y parece que no hay manera de

negocios personales
Eva González Mariscal

Los que recorren el camino que no conoces todavía

Yo me di cuenta cuando buscaba ayuda que sólo podían ayudarme los que ya habían recorrido el mismo camino que yo. Me di cuenta que lo que hacía, esto de exponerme, tenía que ver menos con el ego y más con la ayuda a los demás. No sé tú, pero

espiritual
Eva González Mariscal

¿Cómo consigo tener más suerte?

La verdad es que cada vez estoy más convencida que hay que aprender a emprender por oportunidad. Richard Wiseman, psicólogo e investigador, creo una «escuela de buena suerte» seguro de que tener buena suerte se puede enseñar. Según este psicólogo que pasó años investigando el tema, las personas con suerte