importancia

Cosas con importancia crítica

importancia

 

Si estás bloqueadx este artículo es para ti

No todo lo que hacemos al cabo del día tiene la misma importancia.

En demasiadas ocasiones derivamos tiempo y esfuerzo a actividades que no nos aportan nada. Ni ha nivel profesional, ni personal, ni espiritual.

Vamos realizando cosas así, sin mucho sentido. Si echamos la vista atrás cada día vemos un montón de cosas sin hacer, y muchas de ellas realmente importantes.

Me estoy dando cuenta ultimamente que mucha gente usa su tiempo haciendo cosas que no son realmente importantes para ellas. No lo son para su desarrollo en ninguna de las esferas (espiritual, persona y profesional). Y parece que no tiene mucho sentido. Esas mismas personas me preguntan a menudo qué hacer para sacar sus proyectos a flote y conseguir sus objetivos.

Tienes que determinar cuales son las actividades críticas que necesitas para llegar a tu objetivo. Como te dije antes, me sirven para las tres esferas de tu vida.

Si no arrancas de una vez para alcanzar esa meta que tienes en cabeza, busca una cosa que debas hacer con importancia crítica y hazla. Y también… Créeme… Es importante que dejes de hacer cosas que ahora mismo no tienen importancia crítica. No malgaste tu tiempo, tu energía o tu dinero en cosas no tengan importancia crítica, menos aún si necesitas alcanzar objetivos y llevas mucho tiempo bloqueado.

 

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Foto
Eva González Mariscal

Ritual de despedida de un gato para niños

No hay necesidad de que un niño sufra. Yo quería transformar todo eso tan feo que sentía Gabriel con la muerte de manchitas, en algo hermoso. Y mi forma de hacerlo es tan ancestral como lo ritos. Los rituales de paso que en todas las culturas existen. A nuestro ritmo,

Yo no tenía insomnio, tenía la fase de sueño retrasada

  Pues sería desde los 20 años, cuando en la Universidad pasé a un turno de tarde que no dormía a mi hora. Recuerdo en casa broncas y broncas porque me dormía a las cuatro de la mañana y no me despertaba hasta las doce o la una. Era despertarme,