evagl2

Y la ilusión ¿qué?

Cuando tenemos por fin esa idea para poner en marcha todo parece emocionante. Es lo más parecido a un anamoramiento. No vemos los defectos, no pensamos que pueda salir mal. Nos lanzamos al abismo sin paracaídas. Pero la realidad suele darnos un bofetón de golpe. Si no ya tenemos antes a madres, familiares y amigos para decirnos lo mal que va a ir. La cuestión es que sufrimos desilusión. Puede que se de incluso antes de empezar. Por eso es bueno, interesante, conveniente y necesario resguardar nuestra idea de los no-expertos que machacarán de manera inevitable los primeros brotes de nuestra semilla.

La ilusión es el motor del mundo. Si no hay ilusión algo no va bien. Pero ojo, eso no quiere decir que la idea no sea buena. La falta de ilusión puede deberse:

1. Al miedo. Si hemos tenido experiencias que nos incitan a desconfiar pueden aparecer los miedos. Los demás están ahí también para proyectar sus miedos en nosotros. No dejes que se lleven tu ilusión.

2. A la herencia emocional. Heredas miedos. Es algo que quiero en algún momento poderte enseñar. Sobre todo para las mujeres hay miedos que vuelven generación tras generación. Prometo post sobre esto.

3. A que no está en tu esencia. No subestimes que realmente en tu corazón ese proyecto no te llama demasiado. Pregúntate de corazón si realmente es lo que quieres.

Poner en marcha proyectos de vida implica una buena conexión emocional con nosotros, con nuestra esencia.

 

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
negocios personales
Eva González Mariscal

El secreto que nadie te cuenta para que las cosas funcionen

El otro día me contaban la historia de una chica cuyas relaciones se frustraban una y otra vez. La historia nos suena a todos. Chica que conoce a chico. Ella se emociona, pero rápidamente quiere que todo evolucione. Pero no evoluciona. Y menos en el tiempo que ella quiere. Ella

espiritual
Eva González Mariscal

Admito que soy fuerte

Estoy segura que me hubiera ido mejor en la vida como una persona fuerte. En mi sitio siempre. Sin dejar que nadie me pisoteara. En lugar de callando por no liarla. Manteniendo la compostura. Recuerdo en el instituto, y más adelante en otros foros, cuando había que quedar mal con

#5 Cómo conseguir el máximo con lo mínimo

No pienses tanto en lo que te falta y haz una lista con aquello que te sobra. Mi filosofía de vida se basa en el minimalismo y la eficiencia. La eficiencia es un término que se quedó grabado a fuego en mis años de Universidad. No es ni más ni