pau1

La pequeña historia de mi boda

 

Esta entrada en mi blog es para contar que me he casado y poner algunas fotos de lo que fue una boda pequeña en mi pueblo y en casa con algunas de las personas que en nuestra vida significan cosas importantes. La verdad, es que fueron solo unas pocas personas, casi como en una representación. Con siete meses de embarazo y en pleno agosto no iba a poder con muchos preparativos.

Sin embargo nuestra boda se parece mucho a lo que siempre quisimos que fuera. Un acto íntimo y desprovisto de protocolos y compromisos más allá de los formales del enlace.

boda-civil

Por casualidad el 4.8.16 era una de las fechas que podíamos escoger para el enlace. En esa fecha cada cual tenía a su hijo en casa. Además es potencia de dos y se usa en arquitectura de bits. Suena a informática a leguas y ¡qué mejor para nosotros!.

Teníamos a los testigos a mano en Agosto, algunos amigos y familiares, a los niños (muy importante) y algo de tiempo para preparar. Con algo de tiempo creo que eran tres semanas. Pero iba a ser algo en la piscina, barbacoa y ¡la fuente de chocolate!

 

Para nosotros era muy importante casarnos. Cuando la situación tiene niños de anteriores parejas, de anteriores matrimonios y demás, cuaquier trámite tiende a complicarse. Además social y culturalmente es todo mucho más sencillo. Yo, por mi educación y por mi situación familiar más compleja había descartado la idea de casarme con anteriores pareja y, sinceramente, lo único que servía es para complicar los trámites incluído la custodia. Imagínaos que incluso en mi juicio de custodia nos pusieron como conyugues. Sin embargo cuando se trataba de solucionar un papel todo se hacía cuesta arriba. Además a partir de cierto momento te lleva a tener que dar demasiadas explicaciones. Cuento esto porque me lo habéis preguntado mucho, sobre todo la diferencia entre estar o no.

 

Pero en esta ocasión, además de las facilidades legales de ser oficialmente familia tenía poderosas razones. Los niños querían una boda, una fiesta, anillos y pétalos. Desde hace un tiempo tengo claro que me importa mucho más lo que piensen de mí los niños que el resto de la gente. Y si para ellos, culturalmente, se sentían más seguros así ya era por sí mismo motivo suficiente para dar el paso y complicarnos un poco el verano y el embarazo.

G0017021

Alfonso ha sido para mí en estos, casi dos años, un pilar fundamental en mi vida. La persona que ha estado ahí siempre. Y estar ahí, la presencia simplemente, es el regalo más grande del mundo. Se habla mucho en la educación de los niños del tiempo de calidad, que no puede sustituir simplemente al tiempo. No vale con pasar tiempo de calidad, sino tiempo suficiente. Que no es lo mismo una hora que ocho horas. Con la pareja es igual.

G0017019

Recuerdo escuchar decir a Enrique Valenzuela en una conferencia sobre Amor tántrico que una de las cosas más difíciles es conseguir aportar presencia al otro. Que se sienta presente. En pocas palabras, que realmente sientas que está ahí. Y el regalo más grande que pudo hacerme este tiempo era su presencia. Porque necesitaba sentir ese acompañamiento en mi camino. Una compañía alejada de juicios constantes y consejos no pedidos.

cuadro-maca

Yo pude hacer mi camino este tiempo con más suavidad porque tenía esta compañía y la vida, en general, se hace más agradable y blanda en compañía.

 

Y así poco a poco nos fuimos integrando en nuestras vidas.

Hemos construído tanto como hemos aprendido. Y hemos aprendido mucho de empezar tan duro. Y al final nos queda un poco la sensación de haber estado esperando ese final del camino.

Ni él y yo somos ya los mismo que nos encontramos hace casi dos años. Porque como pasa con los elementos complementarios, somos alquimia y nos transformamos el uno al otro, conscientes de que la interacción de ambos nos llevaría a convertirnos en algo completamente distintos. No es que parezcamos diferentes, es que somos profundamente otras personas.

La gente teme los cambios cuando se encuentran. Nosotros no opusimos resistencia y nos dejamos transformar de manera profunda, porque lo necesitábamos.

 

Fue un día especial. Nos dimos la seguridad formal que necesitábamos. Nos facilitamos la vida. Le dimos a los niños el simbolismo que les tranquilizaba. Y aunque hubo ausencias importantes ese día, como en todos los momentos importantes. Y a partir de aquí, nuestra familia, ya es familia oficialmente.

 

G0027127

 

Con amor:

 

Alfonso y Eva

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
educación
Eva González Mariscal

Cómo hablar a mi hijo de su padre, como madre separada

Cinco años va a hacer que me separé. Una separación que no ha sido fácil, con una relación que no ha mejorado significativamente estos años. Ha tenido sus más y sus menos, y que ahora está en un momento ni bueno ni malo. Está parada, ahí anclada, sin más. Mi

negocios personales
Eva González Mariscal

Expande todo tu potencial y harás que funcione

Ocupa espacio y tiempo con tu vida. Expándete. El otro día en el autobús se me sentó un hombre al lado. Iba escuchando música con los cascos del móvil, por lo que pude intuir tampoco es que fuera una persona con un gran gusto musical. De hecho me sentí tentada

podcast
Eva González Mariscal

013 – La ley del liderazgo – Emprendedoras Online

En la marca personal puede ser el primero en hablar de un tema concreto, romper una lanza a alguien o algo que no es general. -Un producto determinado -Un formato determinado. -Un modelo de negocio (un curso patrocinado) -Imagen disrruptora