photo-1440186170739-681f007fc4d1

#1 Cuando abandonar no es una buena idea

poco

Sé lo que es abandonar los proyectos. Lo he hecho muchas veces. Por eso puedo decirte que abandonar no es siempre el camino más acertado para solucionar tus problemas. Abandonar es sencillo cuando estás muy saturado. Cuando ves que los problemas se amontonan y parece que no hay manera de salir de ello. Esto lo podría aplicar desde la vida en pareja como a los proyectos empresariales. Da lo mismo. Y no es que abandonar las cosas no sea bueno. Hay veces que es lo más adecuado. Pero no lo es si simplemente estás saturada con algo.

Recuerdo un día que estaba estudiando en la Universidad algo que no me gustaba nada. Estaba justo en ese momento de cerrar el libro y decir «lo dejo, no puedo más, estoy cansada y no entiendo nada ¿para qué estoy estudiando esto?». Tuve la suerte de tener alguien a mi lado en ese momento que cambió toda mi visión de la historia, me dijo algo muy simple pero que cambió mi forma de verlo: «No abandones por estar cansada, sigue por todo el tiempo que llevas ya estudiado». Efectivamente, estaba cansada de estudiar porque estaba estudiando. No podía echar por la borda todo ese tiempo que llevaba haciéndolo sólo porque el viento soplaba en contra en ese momento. Tenía que superar ese momento, quizás parar un momento y despejarme pero estudiar por todo ese tiempo que ya lo había hecho, sino habría estado perdiendo el tiempo.

Nos ponemos miles de excusas cuando estamos cansados. No sólo en los estudios o en el trabajo, sino en la vida, con los amigos o la pareja Y bueno, a los blogueros nos pasa a veces que no tenemos más ganas de escribir porque no se cumplen las expectativas o nos cansamos. O tenemos un mal día simplemente.

Quiero decir, que abandonar a veces es bueno, pero que si a futuro no va a compensarte ¿para qué hacerlo? Hay mil maneras de motivarse para continuar:

  • Por todo el esfuerzo que llevas puesto ya en ello. Cuando estamos cansados normalmente es porque nos hemos esforzado, no es cuestión de echarlo por la borda.
  • Porque en realidad es un reto contigo mismo. Yo digo mil veces que la constancia es clave, y sé que es dificil porque yo he sido una gran inconstante. Pero es importantísimo serlo.
  • Por no tener cargo de conciencia en un futuro. Después podemos arrepentirnos y es una carga pesada esa.
  • Porque la realidad no es fácil. Parece que estamos demasiado acostumbrados a que todo tiene que ser fácil y no lo es. Nada es sencillo, hay prueba y error. Y podemos o no acertar pero tenemos que esforzarnos.
  • Porque lo vales. Tú vales, es la forma de demostrar que resistes esos momentos de excusas fáciles.
  • Porque maduras cuando aceptas que las cosas hay que terminarlas o continuarlas.
  • Porque siempre hay otra manera mejor de afrontar las cosas que salir huyendo.
  • Porque eres el único responsable de ti mismo, y no puedes fallarte.

No abandonar por un instante de debilidad puede marcar la gran diferencia entre aquellos que prosperan y los que no. Esas personas que ves a las que le van bien las cosas no abandonaron al primer problema que les surgió. No se escondieron ni salieron corriendo. Perseveraron en ello. La realidad dista mucho de la fantasía que tenemos en la cabeza pero es mágica por lo sorprendente que es.

¿No te gustaría poder conseguir lo que quieres? ¿Momento de debilidad? Cuéntame.

Comparte este post

eva gonzalez mariscal
espiritual
Eva González Mariscal

La razón por la que mi fui de Instagram (y luego volví)

Os cuento porque dejé Instagram. Para empezar, tienes que saber que a  mí me gusta ver gente guapa y en forma. Me gusta mucho. Pero es que hay algo de esas fotos que me sacaba de mis casillas. Esas frases arrogantes, espirituales o de profundo nivel intelectual que copiaban de

familia-numerosa-diferentes-padres
familia reconstituida
Eva González Mariscal

Familia con hijos de diferentes padres ¿pueden ser familia numerosa?

La respuesta es sí. Actualmente se contempla como familia numerosa los núcleos con más de dos hijos, o de dos si uno de ellos tienen discapacidad, siempre que concurra alguna circunstancia como que en el núcleo familiar sean más de tres, convivan o no en custodia compartida. Y no, no

#7 Sé normal

Este es el capítulo número 7. El siete es mi número favorito. Yo nací un siete de Julio, el 7 del 7. Es un número especial para mi, y no por eso deja de ser un número normal. Este post tiene que ser especial, por eso hablo de la normalidad.