Bandera en fb

Cómo conseguir la bandera de arcoiris en facebook

Conseguir la bandera de arcoiris es muy sencillo:

  1. Tienes que visitar la página Facebook LGBTQ
  2. Dale «Me gusta» a la página

Siempre funciona. Si aun no sale en tus reacciones, dale de nuevo.

Me dice mi amiga Maca en facebook » Yo lo que he hecho ha sido darle a me gusta a la página y a varias publicaciones de esta.» Así que ni siquiera hace falta que lo reinicies. Quizás te funcione solo así.

Me ha gustado mucho cómo facebook hace por esquivar a todos los «haters» del orgullo de esta manera. Si tienes bandera, es porque tú te lo has buscado. Has señalado que te gusta Facebook LGBTQ y por eso tienes banderita.

Nadie nos libra de los haters sociales. Esas personas que antes vivían encerradas en su habitación odiando el mundo es la misma que nos cruzamos por Internet en todos los foros. Misóginos, homófobos y odiosos de la sociedad en genera.

Gente aburrida.

Asocial.

Los raritos del instituto que miraban al mundo con cara de asco.

Esos.

Para todos los demás, ya podemos conseguir banderitas en Facebook.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
educación
Eva González Mariscal

Lo que mi hija piensa del BLW (y cómo hace lo que quiere)

Desde los seis meses, o quizás antes, Tilde comenzó a comer sólidos. Frente a los miedos del entorno, abuelos y demás, la niña demostró que era feliz comiendo sólido y además no se atragantaba. Por esa parte todo bien. Os cuento que Tilde que ahora tiene dos años y medio

planes en sevilla con niños
Eva González Mariscal

Exposición de El Faraón con niños

El pasado domingo fuimos en familia a ver la exposición sobre egipto en el CaixaForum. La verdad es que me encanta visitar museos con mis hijos. Y en general las actividades culturales con ellos. En Caixaforum la entrada de los menores de 16 años es gratuita y además hay un

El reto «no pantallas»

  Durante años, años y años he leído todas las noches. Sin falta. Era incapaz de ir a dormir sin un libro. Claro, que cuando vives en pareja, ejem… Se pone más complicado. Pero aún así podía mantener el ritmo de dos libros a la semana. Pero de buenas a