imagen-podcast

012 – La montaña rusa emocional de emprender – Emprendedoras Online

Las emprendedoras vivimos en una montaña rusa emocional. Si quieres sobrevivir a ella, debes gestionar tus emociones. Así podrás encontrar soluciones a los problemas de tu negocio, desde un punto de vista escéptico y realista.

De este modo llevarás a buen término tus proyectos, sin necesidad de apuntarte a la última corriente esotérica de moda, para emprender. Tu vida y tus proyectos, mejorarán significativamente conociendo  tus ciclos emocionales y gestionándolos adecuadamente. En lugar de agarrarte a la primera corriente esotérica del mundo emprendedor que se cruce por tu camino. Hacer esto puede suponer a largo plazo un peligro para tu desarrollo personal y el de los proyectos. En esto,pierdes de vista la realidad. Eso por propia definición, es peligroso para tu integridad mental, social y emocional. Avisadas estáis.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
niños y tecnologías
Eva González Mariscal

¿Sabes en realidad qué hace tu hijo cuando juega a Fornite?

«En el Fornite te pueden decir que si le das tu usuario y contraseña te dan mil pavos. Es mentira. Quieren robarte los pavos.» La mayoría de niños saben esto porque les advierten los Youtubers. Los que juegan y no ven YouTube pueden pecar de ingenuos. ¿O es que acaso

Porqué nos cuesta aprender idiomas

Cuando viajo a Portugal, cosa que hago muy frecuentemente, desde el recepcionista del hotel hasta la vendedora del mercado me entienden a la perfección. Yo sin embargo tengo que afinar el oido muchísimo para entender lo que me están diciendo. Gracias a una conversación que tuve ayer al fin entendí

Yo no tenía insomnio, tenía la fase de sueño retrasada

  Pues sería desde los 20 años, cuando en la Universidad pasé a un turno de tarde que no dormía a mi hora. Recuerdo en casa broncas y broncas porque me dormía a las cuatro de la mañana y no me despertaba hasta las doce o la una. Era despertarme,