imagen-podcast

012 – La montaña rusa emocional de emprender – Emprendedoras Online

Las emprendedoras vivimos en una montaña rusa emocional. Si quieres sobrevivir a ella, debes gestionar tus emociones. Así podrás encontrar soluciones a los problemas de tu negocio, desde un punto de vista escéptico y realista.

De este modo llevarás a buen término tus proyectos, sin necesidad de apuntarte a la última corriente esotérica de moda, para emprender. Tu vida y tus proyectos, mejorarán significativamente conociendo  tus ciclos emocionales y gestionándolos adecuadamente. En lugar de agarrarte a la primera corriente esotérica del mundo emprendedor que se cruce por tu camino. Hacer esto puede suponer a largo plazo un peligro para tu desarrollo personal y el de los proyectos. En esto,pierdes de vista la realidad. Eso por propia definición, es peligroso para tu integridad mental, social y emocional. Avisadas estáis.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

#14 El poder extraordinario de decir que NO y punto

Qué gustazo es decir un «no» a tiempo. Ese no que cuesta que salga de la boca. Que, por alguna razón extraña, te cuesta desde dentro decir ese «no y punto». El máximo exponente del «no» que no se dice, es ese momento en que estás en un grupo de

ex-de-alto-conflicto-mama-convergente
Foto
Eva González Mariscal

Las personas conflictivas, hacen del conflicto un hábito.

Hoy es el cumpleaños de mi marido. Me preguntaban el otro día en la radio, si quizás mi blog y mis redes no eran demasiado íntimas. Les expliqué que para mí el diario emocional y el de tantos bloggers habían cambiado muchas cosas. Que durante años se había ignorado cómo

eva y fon
espiritual
Eva González Mariscal

Cuando se toman decisiones valientes

Tomar decisiones valientes no es fácil. Da miedo. Es aterrador cambiar.   Voy a transformar todo de nuevo. Ayer tuve una de las mejores experiencias de mi vida sin más. Sin saberlo. Atravesando el miedo en toda su descripción. Justo el día que no era el mejor día. Ese día