La fábrica de expertos

Mi hermana bromea mucho conmigo. No pierde ocasión para presentarme como expertóloga. 

Hace dos años o más que leí un libro sobre este tema y hace poco vi un documental que se llamaba así, la fábrica de expertos. Yo me considero ya expertóloga en este tema. En realidad el experto viene a suplantar a los oráculos antiguos. Son los videntes futuros también en muchos casos. Los necesitamos, es indudable. En un entorno como el que estamos ahora de cambio constante necesitamos algo que nos de seguridad, alguien que nos diga qué hacer y qué va a pasar.

Hay expertos de todo tipo. Están los de nutrición, cocina, moda, pastelería, marketing online, empresas, ventas, blogs. Cuanto más especializados mejor. Funciona mucho mejor un experto en dietas hiperprotéicas que uno en nutrición en general. Mejor uno en tartas de tradición americana, que uno en pastelería, dónde va a parar.

Yo me declaro fan absoluta de los expertos. No puedo pasar sin ellos en mi vida diaria. Está claro que cualquiera de ellos que se lleve el tiempo suficiente investigando, experimentando y trabajando sobre un campo específico me puede aportar mucho más que cualquier generalista. 

Yo misma soy blogger declarada experta en negocios online desarrollados por mujeres, más concretamente en negocios que comienzan con la maternidad. Por estudios, experiencia e investigación. Quizás sea presuntuoso autodeterminarse como experto, pero de momento nadie se ha ofrecido en España a ser escuela de expertos. No, lo expertos universitarios no es lo mismo.

Pero, ¿quien necesita a los expertos?

  • Cualquier persona de a pie se ve en un entorno cambiante. Necesita seguridad. Puede que se enfrente a un tema que no comprende y necesita ayuda.
  • Los medios de comunicación. Éstos son unos grandes demandantes de expertos. No hay tertulia o documental que se precie sin una necesidad imperiosa de tener sus expertos.
  • Las empresas. Las organizaciones tienen problemas y necesitan expertos que se lo solucionen.

Cómo ves, los expertos son necesarios. Además, están muy cotizados. 

¿Cómo se llega a ser experto?

  • Conociendo un tema en profundidad. No vale pasar de puntillas por el tema. Hay que saber profundizar y combinar conocimientos diversos para considerarse un verdadero experto.
  • Generando material útil. Nadie es experto si no lo demuestra. Para esto los blogs son fundamentales, ahí se puede plasmar toda la investigación, conocimientos y augurios varios. También tener un Twitter que reconozca esa labor.
  • Haciendo afirmaciones. No valen las dudas. Los expertos estamos completamente seguros de que lo que decimos es verdad verdadera. En realidad, si no estás muy seguro ¿porqué vas a escribirlo o decirlo?
  • Experiencia. Aquí, no te voy a decir que sea así siempre. Pero a mi no me gustan los expertos sin experiencia en el campo y que se basan en la experiencia de los demás. Tampoco me gustan los que solo saben de su experiencia. Pero haberlos hailos, como las meigas (viene muy al tema las meigas aquí).

Ahora sin bromas, ser experto en algo puede ser un gran aliado para el desarrollo personal y profesional. Si no sabes en qué puedes ser experto, te voy a proponer algunos temas que a mi, sinceramente, me preocupan y creo que triunfaría cualquier experto. De buenas fuentes sé que ya los estadounidenses ya han conseguido ser expertos en alguno de éstos temas.

Puedes ser experto, y te garantizo que te leeré:

  • En relaciones sentimentales múltiples y virtuales. Tiene su aquel aprender a mantener relaciones simultaneas por Internet sin que facebook nos ponga en evidencia.
  • En niños con tendencia a no obedecer nunca. De éstos hay bastantes, conductistas, cognitivistas, psicolanalistas, naturalistas… Yo quiero a un equilibrista.
  • En cocina ultrarápida a través de alimentos congelados sin que se note. Falsarius chef me hizo un favor, ahora quiero uno especializado en cocina de congelados del mercadona.
  • En armarios elegantes minimalistas y económicos. A este paso me voy a convertir yo, pero sin el elegante.
  • En pérdida de peso comiendo chocolate y cupcakes a porrón. 

Ahora en serio. Convertirte en experto en un tema muy determinado puede ser un gran aliado a la hora de encontrar un trabajo, escribir un libro o montar un negocio. Creo que es una opción muy viable hacerlo para conseguir un hueco en el mundo. 

He recordado mientras escribía este artículo que Pilar Martinez está organizando un taller gratuito online sobre este tema con Franck Scipion. Puedes verlo aquí.

Seguro que se te ocurren más temas. Puedes dejarlo aquí en los comentarios. Seguro que alguien nos ayuda a encontrar a nuestro experto ideal.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
personales
Eva González Mariscal

Estoy en Matalascañas mientras arde Doñana

Anoche decidimos venir a Matalascañas antes de saber del incendio que amenazaba Doñana. Para quien no lo conozca, Matalascañas es una zona de playa próxima a Sevilla, donde muchos venimos a pasar el día o tienen segundas residencias. Vinimos a casa de la familia de Alfonso a pasar algunos días.

Familia
Eva González Mariscal

Me da pena mi ropa por eso la tiro

La verdad es que nos va muy bien. No paran de contratanos y de llegar clientes. Tanto clientes nuevos como clientes de hace diez años. Así que vamos a quitar el vestidor de casa y convertirlo en una oficina. Pero con los niños más mayores en casa y un bebé

educación
Eva González Mariscal

Tenemos que estar a la altura de los sueños de nuestros hijos

A veces es complicado apoyar un hijo que quiere ser YouTuber, O una que quiere ser pintora en un ambiente que difícilmente acepta su venta artística, ni le da el suficiente tiempo de tranquilidad y reposo que requiere una artista. Una de las cualidades de alguien que practica disciplinas como