acoso en redes

El acoso nunca es culpa de la víctima

Dejad de decir a las adolescentes que tienen la culpa de lo que les pase si comparten su foto.

Hace unos años, una pareja mía me contaba que cuando quedaba con sus colegas de universidad a hacer trabajos, se dedicaban a hacer composiciones de chicas de su clase y mujeres desnudas. Vi algunos de esos montajes y parecían reales.

Durante meses han circulado supuestas fotos que eran montajes de un caso muy famoso de violación.

Ayer en Netflix vi en el documental que hablaban de porno vengativo, cómo habían arruinado la vida a una chica usando una foto suya y haciendo un montaje como si estuviera desnuda. Dice que sospecha que fue alguien con quien ni siquiera se acostó. Que lo hizo por venganza.

Yo misma he vivido episodios de extorsión y venganza con mentiras y difamaciones. Incluso usando documentos falsos.

La libertad de cada uno de hacer lo que le venga en gana, sin molestar a otros debería ser indiscutible. Soberana.

Lo que no puedes evitar es cruzarte en la vida con personas esquizoides y paranoicas, capaces de destrozar la vida de alguien.

Así que cambiad de argumentos. La libertad de cada cual de hacerse fotos, compartirlas, beber y vivir su vida, es soberana.

Si alguien desea destrozar tu vida difamando, mintiendo, usurpando o lo que sea, tened en cuenta que es la responsabilidad de esa persona, no de la víctima.

Y sí, todos podemos afrontar episodios con gente con sus transtornos y sus neuras con fortaleza. Sin culpa. Y con mucho empoderamiento.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
espiritual
Eva González Mariscal

Cuando se toman decisiones valientes

Tomar decisiones valientes no es fácil. Da miedo. Es aterrador cambiar.   Voy a transformar todo de nuevo. Ayer tuve una de las mejores experiencias de mi vida sin más. Sin saberlo. Atravesando el miedo en toda su descripción. Justo el día que no era el mejor día. Ese día

espiritual
Eva González Mariscal

Una vida provocativa

Vive una vida que sea provocativa. No quieras vivir una vida ordinaria y corriente. Porque quienes viven así están pendientes más de las apariencias que de la vida. Con miedo constante a qué pasará si dejan de hacer lo que tienen que hacer. ¿Qué pasará? ¿cómo me sentiré? ¿me arrepentiré

A mi ya no me duele la regla

Cuando era adolescente recuerdo como terribles los días del período. Sudores fríos, un dolor insoportable e incluso desmayos en algunas ocasiones. Era un cuadro, y más para mí que trataba por todos los medios que eso de «ser mujer» no fuera ningún impedimento para hacer con mi vida lo que