embarazada

Sí, ¡estoy embarazada!

La verdad es que estoy muy feliz. Para mí este embarazo es una auténtica bendición. Lo vivo en esta ocasión con la experiencia ya de tener otro hijo y la madurez de tantas y tantas cosas vividas en estos siete años… Un momento de máxima creatividad desde el centro de mí. Feliz.

En estas doce semana he pasado por muchas cosas, y quizás la que más ha marcado este tiempo es la dificultad para expresarme libremente y contar que estaba embarazada. Claramente tengo un problema con este tema. Una inseguridad que llevo dentro desde hace años. Un miedo, quizás a no cumplir las expectativas del clan. Y esta vez he sido consciente del proceso y he ido aprendiendo a cada paso de aquello que iba sintiendo.

Estoy feliz. Insultantemente feliz para muchos.

Un cambio de etapa de transformación absoluta. Un momento de atravesar las sombras. De consciencia y atención plena, siendo mucho más que palabras.

Comparte este post

eva y fon
espiritual
Eva González Mariscal

Cuando se toman decisiones valientes

Tomar decisiones valientes no es fácil. Da miedo. Es aterrador cambiar.   Voy a transformar todo de nuevo. Ayer tuve una de las mejores experiencias de mi vida sin más. Sin saberlo. Atravesando el miedo en toda su descripción. Justo el día que no era el mejor día. Ese día

10932584_711306575644560_1714865135_n
Familia
Eva González Mariscal

Mi experiencia de un nuevo año sin coche

https://instagram.com/p/zSou_YMK1F/?taken-by=mamaconvergente Este año accidentalmente me quedé sin coche. Estaba aparcado en la puerta de casa. Un día de niebla un señor mayor estaba sin mucha visibilidad y se empotró contra él. Salió un poco aturdido pero poco más. Después de varios días en el taller para el peritaje conveniente el

evabici
espiritual
Eva González Mariscal

Enfoque personal ¿Qué necesito ahora?

Cuando tenía veintitres años toda mi vida estaba enfocada al trabajo. Mi adicción era el trabajo, la comida de los supermercados abiertos a las tantas y la adrenalina. Con la adrenalina lo que hacía era trabajar en varias empresas a la vez, y tener mis propios proyectos. Formarme ilimitadamente. Y