embarazada

Sí, ¡estoy embarazada!

La verdad es que estoy muy feliz. Para mí este embarazo es una auténtica bendición. Lo vivo en esta ocasión con la experiencia ya de tener otro hijo y la madurez de tantas y tantas cosas vividas en estos siete años… Un momento de máxima creatividad desde el centro de mí. Feliz.

En estas doce semana he pasado por muchas cosas, y quizás la que más ha marcado este tiempo es la dificultad para expresarme libremente y contar que estaba embarazada. Claramente tengo un problema con este tema. Una inseguridad que llevo dentro desde hace años. Un miedo, quizás a no cumplir las expectativas del clan. Y esta vez he sido consciente del proceso y he ido aprendiendo a cada paso de aquello que iba sintiendo.

Estoy feliz. Insultantemente feliz para muchos.

Un cambio de etapa de transformación absoluta. Un momento de atravesar las sombras. De consciencia y atención plena, siendo mucho más que palabras.

Comparte este post

evagl2
espiritual
Eva González Mariscal

Y la ilusión ¿qué?

Cuando tenemos por fin esa idea para poner en marcha todo parece emocionante. Es lo más parecido a un anamoramiento. No vemos los defectos, no pensamos que pueda salir mal. Nos lanzamos al abismo sin paracaídas. Pero la realidad suele darnos un bofetón de golpe. Si no ya tenemos antes

amor eva y alfonso blog
pareja
Eva González Mariscal

Amor.

Os voy a contar una historia que no recuerdo haber contado hasta hoy. Al principio de nuestra relación yo estaba muy conectada con mi desarrollo personal. Ahora quizás tengo menos tiempo para ello y estoy en una faceta menos etérea. Cuando empezamos todo era muy pasional. Vivíamos en una eterna

photo-1444681179373-730055ddc7b6
espiritual
Eva González Mariscal

Estoy cansada de que me rechacen en las ofertas de empleo

La mayoría de las que leéis este blog tenéis un perfil muy parecido al mío. Tenemos una formación superior y hemos trabajado en puestos de trabajo que requerían de cualificación. Muchas de nosotras hemos ido subiendo en los puestos o encontramos el trabajo para el que nos habíamos preparado. Y