bebe comiendo pure potito

Lo que mi hija piensa del BLW (y cómo hace lo que quiere)

Desde los seis meses, o quizás antes, Tilde comenzó a comer sólidos. Frente a los miedos del entorno, abuelos y demás, la niña demostró que era feliz comiendo sólido y además no se atragantaba. Por esa parte todo bien.

Os cuento que Tilde que ahora tiene dos años y medio y sigue tomando pecho, me ha salido «de mal comer» y que pasa de la comida en general. Ya sea sólida, líquida o gaseosa. Y sólo se ve tentada a comer las chuches que ve pasear a los mayores de la casa.

Sólo mi madre es capaz de hacerla comer decentemente y las abuelas, ya se saben, son de purés, que eso tiene de todo.

Según me cuentan, en la guarde comen de todo. Come fruta entera, comida sin triturar y no hacen ningún asco a cualquier comida. Pero en casa la cosa cambia. Si no le apetece comer tira el plato, dice «no gusta», escupe y grita como si la persiguiera una manada de tiranosaurios.

En casa no come nada que no sea potito y petit. Nada. Ni de todas las manera que he probado. Al rato empieza a pedir teta.

Hace solo unos días conseguimos que tome algo más de leche por la noche para que no tenga tanto despertar. Antes le acercaba la leche, en biberón o vaso y se lo tomaba como una ofensa al grito de «teta, teta».

No dudo que el BLW sea lo mejor, pero Tilde ha decidido que si ha de comer, será en casa, con la abuela y puré. Que si yo, su madre querida, está en el lugar, la teta será su único alimento.

Así que lo recomiendo, sí. Pero los caminos de la alimentación infantil a veces tienen cambios. Y aquí anda Tilde decidiendo lo que quiere, a mi pesar, sin perspectivas de cambio por el momento.

Comparte este post

eva gonzalez mariscal bloguera
Foto
Eva González Mariscal

La crisis de los dos años y dormir con plastilina

¡Ayuda! Cómo sabréis a pesar de mi positividad y optimismo general, estoy pasando por esa parte de la maternidad estresante y agobiante que llamáis «crisis de los dos años». Yo os voy a exponer otro problema que tengo y necesito que me ayudéis. Esta vez os voy a hablar de

cosasfuncionen
negocios personales
Eva González Mariscal

El secreto que nadie te cuenta para que las cosas funcionen

El otro día me contaban la historia de una chica cuyas relaciones se frustraban una y otra vez. La historia nos suena a todos. Chica que conoce a chico. Ella se emociona, pero rápidamente quiere que todo evolucione. Pero no evoluciona. Y menos en el tiempo que ella quiere. Ella

eva_victoria
espiritual
Eva González Mariscal

Cada día, una victoria

Tenemos instalado el chip en la cabeza de definir objetivos y metas y luchar por alcanzarnos. Tenemos otro que nos dice que disfrutemos del camino… Yo te voy a proponer que cambies por unos días tu forma de pensar y tengas cada día una meta y la alcances. Obviamente metas