Mi secreto para iniciar proyectos

IMG_6056

 

No siempre se trata de valentía, no te equivoques. Yo no soy valiente. Soy más bien inconsciente.

Sí, esa es la verdad. La lógica se aplica en entornos previsibles y funciona. El problema es que el escenario actual no es previsible. Hace un tiempo vi un documental sobre «expertos» y lo único que se sabe ciertamente es que es más fácil que se acierte por azar que por confiar en el criterio de un experto.

Si os vais atrás podéis ver a miles de expertos opinando que no iba a haber crisis en la España de la Unión, imposible. Sí, fallaron.

Ahora montones de expertos dicen que saldremos de la crisis de manera muy lenta y mi intuición económica me dice que fallarán también. Porque, señores, la ciencia social lo único que sabe es que la historia se repite. En qué manera lo hará ni idea. Prefiero ser inconsciente y usar mi conocimiento heurístico para intuir que eso no va a ser así. Seguramente entremos en unos años dulces muy pronto.

Pero bueno, a lo que iba. La gente me dice «yo quiero ser como tú de valiente» «Quiero hacer cosas como tú pero me da miedo». Ejem… Yo soy miedosa, o lo sería si lo pensara. Pero si no hiciera nada sufriría aún más por no saber «qué hubiera pasado si lo hubiera hecho».

  • No me dan igual las críticas, me molestan, pero no intento evitarlas. No trato de contentar a todos.
  • No me da lo mismo fracasar, pero me voy a lanzar igual.
  • No me siento cómoda ante la incertidumbre, pero si no lo hago yo otro con el mismo miedo, pero con más ovarios, lo va a hacer y va a hacer funcionar.
  • No me gusta negociar, pero lo hago.
  • No me siento bien cuando tengo fallos, pero los trato de corregir y listo.
  • No me gusta que las cosas no sean perfectas, pero no tengo manera de crear cosas perfectas a la primera, me tengo que equivocar.
  • No me gusta sentir miedo, pero no me pongo excusas.
  • Ante la incertidumbre me formo e informo. Los profesores, los expertos, los bloggers que leo son mis chamanes. Qué más da que tengan o no razón. Siempre me darán una nueva perspectiva.

Esa es la realidad, sin tapujos. Si tú quieres hacerlo no tienes otra que luchar contra tus instintos de seguridad y ver qué hay más allá. No esperes a que nadie te empuje al abismo.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
negocios personales
Eva González Mariscal

Cosas que sabemos las madres que trabajamos desde casa

***Este artículo me vale también para papis implicados en la crianza que trabajan desde casa.Nuevas paternidades y nuevas masculinidades. A todo el mundo les parece genial que trabajemos en casa cuando tenemos niños pequeños. Soy consciente de que es sin duda una gran ventaja. Más aún considerando la (falta absoluta)

Foto
Eva González Mariscal

Rabietas de la crisis de los dos años

Esta sería la decimosexta rabieta de la media hora de compras. En concreto en esta estaba vaciando el carro del super. Y ella quería los lacasitos. Y el bol de Mini Mouse. Y todo. Sus dos años de experiencia, de vida, los pasa entre rabieta y rabieta. Odia las trancisiones.

pareja
Eva González Mariscal

Mi marido

A ratos me siento idiota compartiendo sentimientos casi adolescentes, a mis 37 años. Pero es que él es el hombre con el que vivo un amor como ningún otro. No sabría decir si tiene más peso que tengamos personalidades completamentarias, que nuestros objetivos sean comunes o que ya veníamos escaldados