El reto «no pantallas»

moviles

 

Durante años, años y años he leído todas las noches. Sin falta. Era incapaz de ir a dormir sin un libro.

Claro, que cuando vives en pareja, ejem… Se pone más complicado. Pero aún así podía mantener el ritmo de dos libros a la semana.

Pero de buenas a primera la invasión de blogs, feedly, facebook, twitter, instagram… Y hoy me iba a poner a escribir y pensé «de qué c… escribo hoy». El libro inspira. Los blogs molan y te ayudan a dar frescor a la ideas, pero al menos yo necesito más profundidad para volver a inspirarme y pensar.

Quizás la vida online es tan rápida que a penas tengo tiempo de pensar y profundizar.

Y por eso he decidido iniciar dos retos conjuntos:

1. NO PANTALLAS A PARTIR DE LAS 8 DE LA TARDE. Si, me prohíbo todas las pantallas que no sean mi ebook.

2. Leer un libro a la semana. Sin duda no es un reto doloroso. Me gusta leer, solo es cuestión de meterlo en mi rutina.

Lo de NO PANTALLAS es algo que realmente puede beneficiar. En épocas que las he restringido realmente he conseguido grandes mejoras en productividad. Necesito aprender cosas nuevas, refrescarme, distraerme y soñar. Y eso para mí requiere de la profundidad de sumergirse en la lectura.

El movimiento NO PANTALLAS no sólo te ayuda a mejorar la productividad en tareas que no tienen que ver con Internet. Hay estudios que dicen que tenemos problemas de sueño porque nos llevamos demasiado tiempo a partir de las nueve o diez de la noche con el móvil, la tablet o el portatil. La luz que proyectan hacen que nuestro cerebro no se entere que se está haciendo de noche.

Mi ebook no tiene luz trasera, sino tinta electrónica, así que lo dejaré de compañero.

 

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

#11 Crea nuevos hábitos. Cambia de rutina.

Si quieres conseguir resultados diferentes, necesitas hacer cosas diferentes. Pero no se trata sólo de actitud. La mayoría de cosas importantes que queremos conseguir requieren de constancia. Y esto implica que tendremos que repetir una serie de tareas durante más o menos tiempo. El conjunto de hábitos es nuestra rutina.

espiritual
Eva González Mariscal

Lo que descubrí este año y me marcó profundamente.

Este 2015 lo ha marcado de manera clara mis uniones, mis miedos y mi remontada. Este año he sentido una lucha constante contra mí y conmigo misma, en un entorno extremadamente duro, incierto y complejo. Áspero en lo emocional, con el que finalmente me he sentido tremendamente poderosa. Nadie apostó

Familia
Eva González Mariscal

No hay familias perfectas

A raíz de una desilusión en mi ámbito familiar no hace mucho decidí volverme más hacia mí. Durante estos meses he estado haciendo un enorme trabajo personal, que necesitaba muchísimo. Por ejemplo, me he vuelto casi estrictamente racional. He desechado todo lo que había leído en libros y en artículos