niños-mama-convergente-blog-madres

7 frases inspiradoras para hijos e hijas de madres emprendedoras

Los hijos de las madres emprendedoras aprenden muchas cosas durante su niñez que son diferentes a las que aprenden otros niños. Ellos tienen que aprender a lidiar con las rachas de más y menos ingresos, escuchan algunas conversaciones no muy agradables con clientes, nos ven a las mamás usar mucho el móvil en el parque, nos ven conectadas a veces a altas horas de la noche, viven con nuestra dificultad de desconexión. Y todo esto los hace tener una mirada diferente.

Muchos acaban envueltos en la curiosidad de si ellos podrían ser emprendedores. Otros quieren trabajar con mamá de mayores. Sea como sea, están más involucrados en la vida profesional de sus madres, que la mayoría de niños.

Yo recuerdo siendo pequeña, conocer bien cómo funcionaba la consulta de un médico porque mi padre tenía una consulta privada en casa. De otra manera todo hubiera sido más lejano, y a ellos les pasa algo así.

Así que aquí van mis frases para ellos.

Yo puedo, así que tú también puedes.

Tu vida la decides tú, igual que yo decidí la mía.

Tienes infinitas posibilidades

Los haters están en el cole y estarán en tu vida adulta. Tienes que aprender a lidiar con ellos y que dedicarles el menor tiempo posible.

No te guardes tus sueños, conviértelos en planes.

Haz algo difícil y algo fácil, cada día.

Conserva a tus amigos y haz muchos nuevos amigos siempre que tengas ocasión.

Espero que os haya gustado

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
educación
Eva González Mariscal

Brecha digital entre niños y niñas

Mientras muchos siguen sin saber si deben usar la tablet, mi mente está en la estrategia para evitar que mi hija viva una brecha digital. Y sigue sin saber el impacto de que las niñas prefieran YouTube y ver YouTubers que juegan a maquillarse o novelas de las Barbies. Y

negocios personales
Eva González Mariscal

Cuando haces lo mismo que todos

Mucho tiempo en redes sociales y blogs para observar cuanta gente hace exactamente lo mismo. Proyectos muy similares, bodas parecidas, vidas que parecen imitarse unas a otras… Es mucho más sencillo repetir aquello que vemos que crear algo que sea una proyección de nuestra esencia. Cuando alguien quiere iniciar su

A mi ya no me duele la regla

Cuando era adolescente recuerdo como terribles los días del período. Sudores fríos, un dolor insoportable e incluso desmayos en algunas ocasiones. Era un cuadro, y más para mí que trataba por todos los medios que eso de «ser mujer» no fuera ningún impedimento para hacer con mi vida lo que