Cómo hacer churros sin gluten

Con tanto frío como hace estos dias apetece comer churros calentitos. 

Esta receta es muy sencilla, yo hago bastante cantidad de una vez y congelo para otros días. Cuando el pequemonstruo se despierta solo tengo que meter un par de churros en la tostadora sin descongelar y listo.

Ingredientes:

- 500 gramos de panificable sin gluten. 

-1 cucharadita de levadura

- una cucharada de azúcar

- agua

Mezclamos azúcar, levadura y panificable y empezaremos a echarle a la mezcla agua caliente hasta tener una textura suave. Tened en cuenta que vamos a meterla después en una manga pastelera. Más o menos como una bechamel pegajosa.

Dejamos reposar la pasta media hora y después la vamos poniendo en una manga pastelera o una bolsa a la que de haremos un agujero en un pico. Iremos haciendo la forma de los churros sobre el aceite caliente. Freimos con abundante aceite a fuego medio-bajo, que se dore bien pero no mucho.

Cuando termine se deja en papel absorbente y metemos los que no consumidos en el congelador.

Un secreto: les encanta a todos, sobre todo con chocolate y azúcar.

En este caso, un chocolate con leche de soja era lo que mi hijo tomaba cuando era alérgico a la leche. Ahora ya por fin con esta alergia superada podemos comer los churros con chocolate con leche. Si tienes intolerancia o alergia a algún componente de la leche puedes usar usar chocolate en polvo sin leche (yo utilizaba chocolate valor) y añadirle un poco de maicena para espesar. Además, si quieres puedes usarlo como yogur de chocolate una vez frío queda bastante espeso y más cuando se enfría.



 

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Foto
Eva González Mariscal

Deberes, argumentos a favor y en contra

Aquí os dejo un vídeo con los argumentos a favor y en contra de los deberes. A lo largo de los años, con un niño ya de 10, mi forma de ver los deberes ha ido evolucionando hasta derivar en esta opinión. No ha sido cuestión de un día sino

#4 Confía en ti plenamente

Todo el mundo me veía potencial, pero poca gente ha confiado durante muchos años en las decisiones que tomaba. En ocasiones ni siquiera yo sabía las razones por las que hacía ciertas cosas. Tomar decisiones es muy difícil y a casi nadie nos enseñan a decidir. Por tanto es difícil