Cuando empezar a cocinar con los niños

Hay niños más ágiles y menos ágiles. Con más y con menos interés en la cocina. Y en muchos casos el interés fluctúa mucho dependiendo de la edad del niño. Porque cada niño tiene su ritmo como todas ya sabemos, su personalidad y sus gustos.

Para mí no hay una edad más o menos adecuada. Sólo actividades que puede o no hacer con más o menos fluidez o agilidad, cosas más o menos peligrosas. En el caso de mi hija pequeña, tengo la suerte que es extremadamente habilidosa, lo cual ha hecho que pueda ayudarnos a cocinar desde muy pronto, ayudada por una escalera de madera por su baja estatura.

Sin embargo mi hijo mayor, cocinó mucho conmigo debido a sus alergias, pero luego dejó de interesarle la cocina entorno a los siete años.

Sin embargo desde muy pequeños y siguiendo la corriente Montesori, adaptamos la casa para que a muy pequeña edad pudieran desayunar solos. Desde preparar la leche en el microondas a las tostadas o cereales. Y creo que ha sido de gran ayuda para todos. Aún la pequeña no puede hacerlo pero sí puede ayudarse de los hermanos para preparar el desayuno.

En poco tiempo creo que empezaré a darles libertad de preparar la cena, aunque se trate nada más que de calentarse y servirse por ellos mismo la comida. Me refiero a los mayores.

Por lo que he podido ver, esa autonomía les refuerza mucho la confianza en ellos mismos. Y les proporciona una sensación de autosuficiencia que luego escalan al resto de su vida.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Consigue tus metas hoy

Muchas veces nos cuesta llegar a nuestras metas por la simple razón de no saber lo suficiente acerca de nosotros mismos.Es posible que podamos conocer más a nuestros hijos o parejas que a nosotros ¿cómo puede ser?. Un día hablando con mi padre, le decía que no sabía que problema

negocios personales
Eva González Mariscal

Los que recorren el camino que no conoces todavía

Yo me di cuenta cuando buscaba ayuda que sólo podían ayudarme los que ya habían recorrido el mismo camino que yo. Me di cuenta que lo que hacía, esto de exponerme, tenía que ver menos con el ego y más con la ayuda a los demás. No sé tú, pero

espiritual
Eva González Mariscal

La razón por la que mi fui de Instagram (y luego volví)

Os cuento porque dejé Instagram. Para empezar, tienes que saber que a  mí me gusta ver gente guapa y en forma. Me gusta mucho. Pero es que hay algo de esas fotos que me sacaba de mis casillas. Esas frases arrogantes, espirituales o de profundo nivel intelectual que copiaban de